Publicidad

El estilo de Belén Cuesta, la nueva actriz de La Casa de Papel, en nueve claves de moda

El estilo de Belén Cuesta, la nueva actriz de La Casa de Papel, en nueve claves de moda
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El nombre de la actriz Belén Cuesta es, sin duda alguna, uno de los más escuchados de estos últimos meses. La sevillana ha logrado colarse en el imaginario del panorama del espectáculo patrio gracias a sus apariciones en series como Paquita Salas y en películas como La Llamada y La trinchera infinita -título por el cual recogió el Goya a Mejor Actriz Protagonista en la pasada gala de los premios-. Más allá de su estrecha relación con Los Javis y de su participación en la premiada película inspirada en la época de la Guerra Civil, Cuesta está en el punto de mira actual por su aparición en la cuarta temporada del fenómeno global La casa de papel.

El estilo de Belén Cuesta destaca por ser un híbrido entre piezas de aires masculinos y estilismos profundamente femeninos. De este modo, la actriz juega a la ambigüedad en sus elecciones de moda. La estética de los años 60 y 70 suele estar presente en sus looks -tanto en su vida personal como en sus apariciones públicas- y las palabras comodidad, un toque de bohemia y funcionalidad podrían ser sinónimos perfectos para resumir, de forma breve, el estilo de la sevillana.

En el perfil de Instagram de Belén Cuesta encontramos todas las imágenes que necesitamos para repasar los outfits de la actriz y descubrir las claves de moda del estilo de una de las chicas de moda de nuestro país.

Los vaqueros, la prenda básica para el día a día

 

Los pantalones vaqueros son como las camisetas blancas lisas de manga corta, un básico infalible que no debería faltar en ningún fondo de armario que se precie. Las nuevas tendencias indican que ahora los vaqueros se llevan al estilo boyfriend o con silueta mom fit, pero la realidad es que este tipo de pantalones no conocen reglas.

Belén Cuesta suele optar por líneas cómodas y patrones amplios. Asimismo, combina sus vaqueros favoritos con prendas igualmente básicas y sencillas como los tops de colores tierra y las sandalias Birkenstock (al igual que vemos en la imagen).

Los pantalones vaqueros de campana y las camisas fluidas: el look 70s por excelencia

 

Como ya hemos comentado anteriormente, la estética que caracterizó a los bohemios años 70 es una de las pautas que más se repiten en los outfits de la sevillana. Los pantalones vaqueros de lavado oscuro y línea campana favorecen el cuerpo delgado de Belén Cuesta y suman curvas a su silueta. Además, para seguir el estilo boho del look, la actriz añade una camisa fluida de corte clásico bañada en una tonalidad beige muy favorecedora. ¡Et voilà! Un estilismo perfecto para -literalmente- cualquier ocasión.

El sí eterno al total black

 

La paleta cromática que mejor define el estilo de Belén se caracteriza por el uso de tonos cálidos y tierra, pero también hay lugar para el todoterreno negro. El total black es una elección infalible para los días en que el "qué me pongo" se adueña de nosotras y la actriz nos enseña, con un outfit de lo más sencillo, que el resultado suele ser de sobresaliente.

En este caso, un pantalón recto negro, unos botines de tacón bajo de la misma tonalidad y una cazadora vaquera de lavado (hiper) oscuro forman un combo vencedor tanto para el día como para la noche.

El animal print mola (y mucho)

 

Las tendencias propias de las décadas de la Guerra de Vietnam -los años 60 y 70- son las favortias de la sevilla, pero los locos años 80 tampoco se resisten a formar parte de las elecciones de moda de la actriz. El periodo en que Madonna vivió su máximo esplendor -con temazos como Like a prayer- , se caracterizaron por el uso de colores neón, siluetas XXL y, sobre todo, por la devoción al estampado animal.

Belén Cuesta nos demuestra, con un look muy festivalero, que el animal print también puede formar parte de un armario, en principio, repleto de prendas básicas. En concreto, la actriz apuesta por el print de zebra para bañar un sencillo top de tirantes que acompaña con unas gafas de sol de estilo retro y un vaquero negro ajustado con un cinturón a juego.

Larga vida a los lunares

 

La actriz andaluza sabe que los lunares son un estampado que nunca pasa de moda. De este modo, suele optar por este print para teñir distintas prendas en variedad de colores, formas y tamaños. Así vemos como Cuesta apuesta por los topos en una camisa fluida de tonalidades marrones con un generoso escote en V que acompaña con un vaquero blanco.

El look de inspiración setentera, muy fácil de copiar en casa, recuerda a los míticos estilismos de Julia Roberts en Pretty Woman pero adaptados a las tendencias propias del siglo XXI.

Los vestidos de aires bohemios se visten de volantes y se tiñen de blanco

 

Belén Cuesta se ha convertido, en un abrir y cerrar de ojos, en una actriz que reina en el radar de las principales firmas de moda. Tan impactante es el fenómeno de la sevillana, que la firma de lujo Loewe ha colaborado con ella en distintas ocasiones.

La imagen que observamos, fotografiada por la artista Georgina Millet, está protagonizada por un espectacular vestido blanco de Loewe que brilla gracias a sus mangas poeta oversized, el uso de volantes y bordados, el favorecedor corte a la altura de la cintura y el juego de tejidos con las tablas en la zona del pecho. Un diseño que podría formar parte de cualquier editorial de moda de primera línea. 

Que nunca falte el little black dress

 

Si existe una pieza que todas -y repetimos, todas- deberíamos tener en el armario es un little black dress. Iconos históricos de la moda como Audrey Hepburn y Carrie Bradshaw, Sarah Jessica Parker en Sexo en Nueva York, nos han enseñado a lo largo de los años que este tipo de vestidos son una pieza eficaz para cualquier evento (tanto formal como informal) al que tengamos que acudir.

Belén Cuesta añade un toque de originalidad a su propuesta con un vestido corto bañado en color negro que brilla gracias al juego de las mangas largas que cierran con un bonito detalle de encaje. Además, para seguir con el contraste, suma unos zapatos blancos de tacón medio que nos trasladan a los años en que Twiggy era un icono de actualidad.

Los trajes clásicos también son para nosotras

 

El legado del mítico Yves Saint Laurent renace con diseños como el traje de dos piezas que luce la andaluza en esta bonita fotografía realizada por Xevi Muntané. Belén Cuesta nos enseña que un traje clásico, de corte smoking, es contemporáneo, favorecedor y muy (muy) femenino.

En esta ocasión, la actriz aporta una dosis de feminidad al look con unos stilettos de tacón maxi teñidos en una tonalidad vino con efecto metalizado. En resumen, este estilismo es perfecto para una cena de gala o para una reunión de alto voltaje.

El blanco y el negro originan el combo invencible para pisar la red carpet

 

La actriz de La casa de papel acostumbra a apostar por firmas nacionales para pasear por la alfombra roja y la última edición de los Premios Goya -donde, recordemos, fue galardonada con el premio a Mejor Actriz Protagonista- no fue menos.

Para la ocasión, Cuesta lució un precioso vestido bicolor con silueta tulipán firmado por Pertegaz. Un diseño muy aplaudido tanto por los expertos como por el público en general que, junto al peinado en forma de moño alto, nos transporta a la delicadeza y la sofisticación de Audrey Hepburn.

Fotos | Instagram, @belen_cue, gtres

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios