Publicidad

Desconcierto y falta de comunicación, la situación del pequeño comercio ante la apertura de las tiendas durante la desescalada

Desconcierto y falta de comunicación, la situación del pequeño comercio ante la apertura de las tiendas durante la desescalada
Sin comentarios

Desde que estallara el coronavirus y comenzara el estado de alarma, el sector de la moda se vio afectado debido al cierre de comercios físicos y la necesidad de apostar y fomentar la venta online para abrirse camino en medio de la crisis. Ahora, con el reciente anuncio del Gobierno de desescalada hacia 'una nueva normalidad', sabemos que las tiendas podrán abrir a partir del 11 de mayo (a partir del día 4, con cita previa) pero, ¿cómo serán estas aperturas?, ¿qué medidas de seguridad tomarán los negocios? Así se está preparando el retail para encarar el nuevo escenario.

Por una parte, como comunicamos hace unos días, las grandes marcas como Mango, Cortefiel, Women'secret, Pedro del Hierro o Springfield han establecido protocolos abarcando las medidas de seguridad que adoptarán sus tiendas. Medidas dirigidas tanto a los propios trabajadores de las tiendas como a nosotros, los clientes.

Entre estas, encontramos la oferta de mascarillas, gel desinfectante y guantes para clientes y personal de tienda, labores de limpieza y desinfección tanto de tiendas como de almacenes, aforos limitados y aperturas parciales alternando un día abierto con uno cerrado. Desde Mango nos contaron su intención de desinfectar prendas y complementos probados sometiéndolas a tratamiento de vapor caliente y presión, tanto por el exterior como por el interior de la prenda y cuarentenas de 48 para los productos. La cuestión está en cómo llevará a cabo estas medidas el pequeño comercio. Un nicho que tendrá más dificultades para adaptarse a las nuevas demandas.

tiendas

Los pequeños establecimientos llevaban tiempo ansiando la reapertura de sus tiendas y sus clientes, como nos hicieron saber con la bonita iniciativa que promovió la Dirección General de Comercio y Hostelería del Ayuntamiento de Madrid “Volveremos si tú vuelves”. Esta campaña da visibilidad a los pequeños negocios y, de una forma simbólica, dinamiza la recuperación con descuentos y promociones para incentivar el retorno a los establecimientos cuando la situación lo permita.

Los centros comerciales, donde son más probables las aglomeraciones, no podrán abrir aún.

La actividad del comercio minorista comenzará en la fase 1, a partir del 11 de mayo (a partir del día 4, con cita previa), pero solo la de las tiendas de proximidad, los centros comerciales, donde son más probables las aglomeraciones, no podrán abrir aún. Y estos pequeños negocios que sí podrán hacerlo, lo harán "bajo condiciones estrictas de seguridad".

Así desinfectarán las prendas las pequeñas tiendas de ropa

Aunque el Gobierno de Pedro Sánchez dibujó ayer la hoja de ruta para la desescalada, aún no se sabe con precisión cuándo exactamente podrán abrir las tiendas ni qué medidas tendrán que adoptar. Después de consultar a diversas fuentes, advertimos que existe un desconcierto por la situación. Algo muy en la línea a lo que Pedro Campo, presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), ha declarado en el día de hoy al diario El Mundo, "aún no se conocen los protocolos específicos para cada subsector" y nos confirman desde su departamento de comunicación, "nos ha llegado un borrador de buenas prácticas para el sector de comercio, pero no hay protocolos concretos de actuación. Quien tiene que establecer los protocolos es la autoridad sanitaria y no tenemos comunicación fluida".

"Aún no se conocen los protocolos específicos para cada subsector"

Aunque aún no hay fecha exacta de apertura ni protocolo oficial, "los empresarios estamos ya preparando las medidas que implantaremos para garantizar que las compras sean completamente seguras", ha explicado Eduardo Zamácola, presidente de Acotex.

De momento estas medidas no se conocen, pero podemos guiarnos por la guía para preparar a las compañías de retail para la reapertura que ha emitido la National Retail Federation (NFR). La cual toca temas como cómo adaptar la logística, las operaciones o las medidas de higiene y recomienda protocolos para gestionar la seguridad en tienda. Entre estos, se menciona trabajar con los propietarios y las autoridades locales para poder acceder a la tienda antes de que abra con el objetivo de limpiarla a fondo y preparar los cambios necesarios, establecer un protocolo para monitorizar la ocupación de la tienda y determinar un procedimiento para evitar aglomeraciones en escaleras y ascensores.

Más allá, la guía recomienda que la adaptación de las tiendas a la nueva situación debe pasar por garantizar el aprovisionamiento de mascarillas y productos de limpieza, establecer protocolos para gestionar envíos y recepciones, ajustar los horarios de apertura, garantizar que el personal tiene tiempo suficiente para desinfectar el inventario antes de volver a ponerlo a la venta y crear señales para organizar el tráfico dentro de la tienda y mantener la distancia de seguridad. Además de promover la venta contactless con servicios como cajas de autocobro. Y también, prohibir el uso de probadores cosméticos y determinar el procedimiento para desinfectar todos los artículos que se prueben.

"El 80% de los establecimientos de comercio minorista no dispone de EPIS suficientes para la prevención del contagio del COVID -19"

Una de las cosas más importantes ahora mismo de cara a mantener reducidos los posibles contagios es la desinfección de las prendas que se prueban las personas. Según los expertos, el virus puede permanecer en los tejidos hasta 48 horas. Zamacóla ha declarado que "se seguirá un proceso de desinfección de las prendas devueltas, sacándolas de la venta durante 48 horas", pero no ha especificado que se hará con las prendas probadas en los probadores, aunque sí ha mencionado que se podrá hacer uso de ellos.

El problema surge en cuanto a las fechas exactas y los protocolos que se exigirán, pues según datos de la CEC, "casi el 80% de los establecimientos de comercio minorista no dispone de EPIS suficientes para la prevención del contagio del COVID -19, por lo que resulta fundamental conocer ya las medidas de seguridad, para poder cumplir en tiempo y forma con los protocolos de prevención de contagios en el momento de la reapertura. Conocer estos protocolos permitirá asimismo hacer una estimación del desembolso económico que va a suponer la adaptación".

mango touch

Ante este panorama, se abre una posibilidad a que el futuro de las tiendas de moda grandes y pequeñas se abra a nuevos modelos de negocio. Esta crisis les ha obligado a replantearse su generación de ingresos y, seguramente, irá acompañada del refuerzo de su canal digital o el lanzamiento de su e-commerce, en los casos en los que este no se planteaba como opción.

Sin duda estas medidas afectarán a un sector que según señaló el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, "estima una caída de las ventas del 70 %, lo que hace insostenible el mantenimiento de todos los puestos de trabajo desde el principio". Además otra de las grandes preocupaciones del sector es el precio de los locales, “las marcas de proximidad y el pequeño y mediano comercio sólo podrán sobrevivir si el Gobierno regula la exención de las rentas de alquiler durante el periodo de alarma”, afirma David García, de Modacc, el clúster del textil catalán. Algo que podría obligar a desaparecer a algunas tiendas.

Fotos | Gtres, Mango, Women's Secret

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios