Compartir
Publicidad

El Fiscal General demanda a la empresa que permitió el acoso sexual de Harvey Weinstein: los detalles de película de terror

El Fiscal General demanda a la empresa que permitió el acoso sexual de Harvey Weinstein: los detalles de película de terror
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El fiscal general Eric T. Schneiderman acaba de presentar una demanda contra The Weinstein Company (“TWC”), Harvey Weinstein, y Robert Weinstein que incluyen nuevas alegaciones contra el productor de Hollywood acusado de acoso sexual por intimidación a sus empleados. Según se puede leer en la demanda, su red de acoso se extendía por toda la compañía, que se veía obligada a facilitarle encuentros sexuales.

Según el fiscal general, a pesar de conocer el comportamiento persistente de Harvey y de las innumerables quejas al departamento de Recursos Humanos, los directivos de la compañía y el Consejo de Administración no tomaron medidas para corregir su conducta o para proteger a los empleados del "acoso sexual generalizado, intimidación y discriminación".

Tras múltiples entrevistas con empleados, directivos de la compañía, y víctimas de la conducta sexual depravada de Weinstein, revisión de emails y de los archivos de la compañía, la demanda legal recoge las múltiples conductas de acoso, intimidación y ambiente de trabajo hostil de The Weinstein Company:

  • Harvey Weinstein amenazaba a sus empleados con frases como "Te mataré", "Mataré a tu familia", "No sabes lo que puedo hacer", presumiendo de sus contactos entre figuras políticas y en el Servicio Secreto.
  • Un grupo de empleadas mujeres de la compañía tenían como principal misión acompañar a Harvey a los eventos y facilitarle sus conquistas sexuales. Una de ellas voló de Londres a Nueva York para informarle a las asistentes de Harvey "cómo tenían que vestir y oler para resultar más atractivas".
  • Otro segundo grupo de mujeres de la compañía eran sus asistentes. Se encargaban de mantener la actividad sexual regular de Harvey, de reservar espacio en su calendario, de contactar a las "amigas de Harvey" y de enviar mensajes de texto en su nombre a posibles compañeras sexuales.
  • Un tercer grupo de empleados (generalmente mujeres directivas) tenían que facilitar las conquistas sexuales de Harvey. A pesar de que su trabajo era ayudar a la compañía a producir proyectos para cine y televisión, debían reunirse con las posibles conquistas sexuales del productor, prometiendo oportunidades laborales a las mujeres que contaban con el favor de Harvey. Estas tareas les humillaban, creando un entorno laboral hostil.
  • Winstein, a cambio de los favores sexuales ofrecía oportunidades de carrera en la compañía o servían para evitar posibles consecuencias adversas en el trabajo.
  • En 2015, Harvey pidió a una empleada para que fuera a su habitación de hotel por motivos de trabajo. Él apareció desnudo bajo un albornoz, y pidió a la empleada que le diera un masaje. Aunque la empleada dijo que no, Harvey insistió, y la engatusó hasta que consiguió su masaje por miedo a las represalias. Se informó del incidente a Recursos Humanos y a la Directiva, pero no tomaron medidas para investigarlo, para proteger a las empleadas o a para prevenir futuras conductas similares.
  • Otra empleada, durante varias ocasiones en 2014 y 2015, tuvo que cogerle dictado a Harvey mientras éste estaba desnudo en su cama. También describió varios incidentes con Harvey en el coche: éste se sentaba al lado de ella en la parte trasera del coche con chófer y la tocaba los genitales y las piernas sin su consentimiento. Esta empleada creía que tendría consecuencias laborales negativas si no toleraba estos comportamientos.
  • En otra ocasión, Harvey iba a despedir a una empleada y le preguntó a ésta "qué estaba dispuesta a hacer para mantener su trabajo". La empleada entendió que estaba solicitando una actividad sexual quid pro quo y prefirió dimitir.
  • Los asistentes de Harvey tenían que reservar tiempo "personal" para encuentros sexuales durante el horario del trabajo y después de él, reajustando los planes y reuniones que entraran en conflicto con sus horas "personales".
  • Los asistentes manejaban un documento conocido como "La Biblia", con varias copias distribuidas, que incluía información de lo que le gustaba y lo que no le gustaba a Harvey, una lista de sus amigas, y cómo organizar los frecuentes "encuentros personales".
  • Los conductores de Nueva York y Los Ángeles debían tener siempre en los coches condones e inyecciones para la disfunción eréctil.
  • Informados por estas cuestiones, el Director de Operaciones y el Departamento de Recursos Humanos no realizaban investigaciones formales ni resolvían los sucesos.
  • Por tanto, se deduce que el Departamento de Recursos Humanos no tenía poder para evitar los casos de acoso sexual de Weinstein contra las empleadas.
  • Cuando el personal se quejaba al Departamento de Recursos Humanos, las quejas no eran tratadas confidencialmente ni investigadas. Incluso se llegó a reenviar una copia del email de la asistente al propio Harvey.
  • Cuando los empleados se quejaban del acoso sexual, eran apartados de la compañía y obligados a firmar un acuerdo de confidencialidad para que no advirtieran del acoso a otros empleados.
  • Robert Weinstein, hermano de Harvey y copropietario de la compañía, conocía y permitía el clima de acoso sexual en la compañía y no tomó medidas para investigar las acusaciones ni para prevenir futuros casos de conductas ilegales.
  • Miembros independientes del Consejo de Administración intentaron obtener los informes confidenciales de Harvey para decidir sobre la posible renovación de su contrato, pero no les fueron facilitados con el fin de ocultar todos los casos de acoso.
  • El contrato de la compañía con Harvey tenía una cláusula de provisión de fondos por si se producía una demanda de acoso sexual en la que Harvey asumiría el pago: 250.000$ en el primer caso, 500.000$ en el segundo, 750.000$ en el tercero y 1 millón de dólares en los siguientes.
  • Como el asumiría el posible pago de las demandas, no habría consecuencias contra Harvey como la rescisión de su contrato laboral, así que éste podría mantener su conducta de acoso son impunidad.
  • El nuevo contrato de Harvey fue aprobado por el Consejo unánimemente.

La oficina del Fiscal General pretende con esta demanda arrojar luz sobre los casos de acoso dentro de la compañía de Harvey Weinstein, que fueron silenciados durante años por el Departamento de Recursos Humanos y el Consejo de Administración.

Vía | A.G. Schneiderman

En Trendencias | El imparable acoso de Harvey Weinstein: si lo hizo con Salma y con Uma ¿qué no haría con las aspirantes a actrices?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos