Publicidad

Prada nos hace reflexionar tras presentar su Crucero 2020 en Nueva York en un entorno delicado, pero muy sobrio

Prada nos hace reflexionar tras presentar su Crucero 2020 en Nueva York en un entorno delicado, pero muy sobrio
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Quizás estemos perdiendo el sentido de la objetividad en los desfiles de moda. Desfiles en los que al fin y al cabo se presentan colecciones de ropa y complementos y no decorados ni montajes. Tendríamos que preguntarnos ¿es más importante el continente que el contenido? Y esta reflexión no nace de la nada y es que cuando esta mañana me despertaba con las imágenes del desfile Crucero 2020 de Prada en Nueva York y he pensado que nada tenía que ver con el que acabábamos ver de Dior. Pero juzgar la colección tan sólo viendo un decorado no es justo para el sector.

Acq5dam Web 1920 1920

La colección de Prada se ha presentado en Nueva York, en el edificio donde la firma tiene las oficinas centrales en los Estados Unidos. La planta del séptimo piso de la construcción diseñad por Herzog & de Meuron se ha convertido en un lugar de encuentro social donde la finalidad ha sido hacerlo muy cercano e íntimo, para contrastar así con lo industrial del espacio. El rosa ha sido el protagonista, tanto en el tejido que cubría suelo y asientos, como en la iluminación de neón que se podría apreciar en el lugar.

Cq5dam Web 1920 1920

En cuanto a la colección, decir que hemos visto una propuesta mucho más sobria y menos opulenta que en otras ocasiones y era precisamente lo que quería conseguir Miuccia Prada. Pretende frenar un poco el momento en el que vivimos lleno de excesos y mapas políticos muy complejos. Por eso el algodón se ha convertido en su tejido estrella aunque, por supuesto, no ha faltado tampoco esos adornos que hacen a Prada única, diferente y con mucha personalidad.

Scq5dam Web 1920 1920

Lo más exitosos ha sido la combinación imposible de estampados realmente diferentes, como los cuadros de popelín con otros más especiales en tejidos algo más gruesos. Por no hablar de los vestidos con telas de flores antónimas, pero que curiosamente encajan a la perfección. Y hablando de flores, es quizás el elemento fundamental de la colección, hasta las encontramos en 3D en bufandas de lo más modernas.

Dcq5dam Web 1920 1920

Las faldas de seda pasan de combinarse en infinidad de colores a ser monocolor acompañando a chalecos de lana con punto muy grueso. Y para calmar esas mezclas arriesgadas Prada nos ofrece también total looks del mismo color, casi siempre en tonos pasteles realmente apetecibles. Al igual que las ligeras prendas de piel, sobre todo ante, que aparecen en un determinado punto del desfile. Una colección realmente bonita y, sobre todo, muy vendible y deseable.

Fotos | Prada

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir