Publicidad

Divorcios y otros dramas: ¿es YouTube el nuevo Gran Hermano?
Otros

Divorcios y otros dramas: ¿es YouTube el nuevo Gran Hermano?

Publicidad

Publicidad

Hace un par de semanas las redes sociales se revolucionaron con un vídeo de la blogger, escritora y youtuber Isasaweis en el cual comunicaba a sus seguidores su reciente separación. El vídeo cuenta en estos momentos con casi 400.000 visualizaciones. No es Isasaweis la primera influencer que decide hablar de su vida privada e íntima, lo que nos ha llevado a preguntarnos: ¿es YouTube el nuevo Gran Hermano?

El caso de Isasaweis

El caso de Isasaweis no es ni el único ni el primero, pero sí uno de los que más repercusiones ha tenido en España. Y llama la atención la evolución de los hechos. Todo empezó cuando Isasaweis habló sobre el amor y las mariposas en el estómago en su columna semanal en el diario 20 minutos. En las siguientes horas, sus redes sociales, especialmente Facebook, se llenaron de comentarios de seguidoras pidiéndole que confirmara si se había divorciado o no de su marido. Y, ya puestos a pedir, si tenía o no una nueva pareja, si estaba enamorada, etc.

Finalmente, Isasaweis grabó este vídeo al día siguiente, titulado Separación y mariposas, en el que explicaba que sí se había divorciado, pero desmentía que hubiera otra persona en su vida y daba otros detalles sobre esta. Al vídeo, claro, le siguió toda otra oleada de comentarios: se formaron peleas entre fans y haters, fue alabada e insultada a partes iguales e, incluso, hubo quien llegó a proporcionar enlaces a las redes sociales de su exmarido para crear una especie de debate entre ellos.

Como decíamos, el vídeo sobre la separación de Isasaweis cuenta con casi 400.000 reproducciones, mientras que pocos vídeos suyos superan las 100.000 visitas. Curiosamente, los más vistos de su canal son aquellos que hablan sobre temas más privados que los de recetas o trucos de belleza. Un ejemplo es el vídeo en el que habla sobre su experiencia con los abortos naturales, experiencia que la propia youtuber ha pasado (y documentado en las redes sociales) tres veces.

La vida privada expuesta en YouTube

El caso de Isasaweis ha traído a primera plana el debate sobre la vida privada de los youtubers, pero no ha sido, como decíamos, la primera en hacer algo así. Una de las youtubers más populares de España, Dulceida, con más de medio millón de suscriptores en YouTube, ha hablado en varias ocasiones sobre su vida. Y, de nuevo, estos han sido los vídeos más populares de su canal: aquellos en los que habla de su relación con su novia (más de 2 millones de reproducciones), su orientación sexual (casi 1,5 millones) o sobre su operación de pecho (más de 1 millón).

Hace pocos días, Belén Canalejo, del blog B a la moda, grababa un emotivo vídeo en su canal explicando a sus seguidoras que su ritmo de publicación bajaría porque padecía un cáncer de mama.

Otro ejemplo es Nonamanuet, vlogger de belleza y moda, cuyo vídeo sobre la cancelación de su boda es, con diferencia, el más visto de su canal.

Los family vloggers americanos

Como de casi todo lo que es tendencia, el origen de los vídeos-reality está en Estados Unidos. Un tema como el divorcio de la youtuber es allí común tratarlo en vídeos, como en el caso de CandidMommy (más de 4 millones de visualizaciones), Evelina (más de 1 millón) y las decenas de ejemplos que podemos encontrar tras una simple búsqueda en YouTube.

Un modelo de canal de YouTube que cuenta con un éxito arrollador en Estados Unidos, pero que todavía no ha calado en el público de habla hispana (no sabemos si por suerte o por desgracia), es el de los family vloggers. En estos vlogs, se emite la vida diaria de una familia, generalmente siguiendo el modelo de un vídeo diario que recoge lo más destacado. Existen cientos de canales de este estilo, con vídeos basados sobre todo en los niños, pero uno destaca por encima de los demás: el de los Bratayley.

Con casi 3 millones de suscriptores, cientos de vídeos subidos y más de 1.700 millones de visualizaciones, los Bratayley han documentado hechos como una cena con pizza, visitas al médico, exhibiciones de gimnasia y... la muerte de uno de sus hijos. La polémica alrededor de la documentación de un hecho tan dramático en las redes sociales fue enorme y fue, quizá, la primera vez que se cuestionó la existencia de YouTube como un nuevo canal de telerrealidad.

¿Hay límites en los temas que se tratan?

Observando el caso de Isasaweis, surge una pregunta: ¿puede una youtuber con muchos seguidores evitar dar pistas sobre su vida privada? Si sus followers reclaman información, especulan e incluso se enzarzan en debates sobre su vida privada, ¿debe la youtuber salir al paso de ello?

Quienes están a favor de este tipo de vídeos señalan los beneficios que aportan a la comunidad. Por ejemplo, Dulceida ha sido muy aplaudida por lo que ha aportado a la normalización de las relaciones homosexuales. También vivir de cerca casos como el de la enfermedad de B a la moda o los abortos de Isasaweis pueden ayudar a seguidoras que se encuentren en la misma situación.

Dulceida

En el bando contrario, están quienes afirman que exponer sus vidas privadas en YouTube trae como consecuencia que, aunque haya momentos puntuales en que desean mantenerse al margen, sus seguidores les reclamen una exposición total.

¿General los youtubers dinero con su vida privada?

Lo que es indudable es que estos vídeos interesan al público. En todos los casos que hemos visto, tienen más visualizaciones que aquellos que hablan sobre los contenidos originales del vlog. Y, como ha sucedido en todos los reality shows desde que se inventó el término, cuanto más polémico el tema, más audiencia.

Y a más interés, mayor beneficio económico, lo que abre otro debate sobre la los límites éticos de la exposición pública. StatSheep es una web que calcula los ingresos obtenidos por los diferentes canales de YouTube a través de diferentes variables (número de suscritores, de visualizaciones, etc). Por ejemplo, se calcula que la familia Logan, del canal Bratayley, ha ingresado unos 4,5 millones de dólares desde el comienzo de sus emisiones. En España, es complicado que los youtubers "confiesen" sus ganancias con los vídeos, pero los cálculos indican que Isasaweis podría haber ganado unos 240.000 euros; Dulceida, unos 74.000 euros y B a la moda, unos 79.000.

Youtube

Pero los beneficios directos obtenidos a través del propio programa de ingresos de YouTube es lo de menos. Son los patrocinadores, marcas, libros y merchandising los que generan los mayores ingresos. Por ejemplo, los libros de Isasaweis sobre nutrición ocupan los primeros puestos en ventas en España. Dulceida acaba de ser contratada para presentar un programa en Telecinco junto a Sara Carbonero. Los Bratayley van a la cabeza en este tema en Estados Unidos y cuentan incluso con su propia línea de productos.

Imágenes | YouTube.

En Trendencias | Del postureo a la ida de olla hay un paso

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir