Publicidad

Lo mejor y peor del séptimo día de la Semana de la Moda de París: Balenciaga, Valentino y Givenchy

Lo mejor y peor del séptimo día de la Semana de la Moda de París: Balenciaga, Valentino y Givenchy
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La Semana de la Moda de París sigue avanzando y con ella los desfiles de casas tan importantes como Valentino o Givenchy. Colecciones llenas de prendas maravillosas que se convertirán en absoluta tendencia en los próximos meses. Los colores también son importantes, puesto que encontramos tonos muy vibrantes en casi todas las propuestas, aunque sean para invierno.

Balenciaga

Balenciaga Rf19 5200

Esta edición de Semana de la Moda de París se está caracterizando por la vuelta a las pasarelas más sobrias, donde se deja toda la importancia a las prendas y a las siluetas que los distintos diseñadores quieren mostrar a su público y, en cierta, manera a sus clientes. Hoy en día el desfile se ve a través de las redes sociales casi al minuto, por eso Demna Gvasalia ha hecho una oda a sus clientes, los que realmente van a las tiendas a comprar su ropa.

Balenciaga Rf19 5579

En esta temporada, más larga de lo habitual por no presentar ya las precolecciones, encontramos una sobriedad que hacía tiempo no veíamos en la firma. Trajes de chaqueta de color negro con todos los complementos del mismo tono, otros en rojo también muy elegantes y abrigos de corte sastre de diferentes colores vibrantes, pero muchos más accesibles que en otras ocasiones. El color llamativo también llega en gamas ácidas, y también encontramos volúmenes típicos de Gvasalia en hombros redondeados.

Valentino

Valentino Rf19 0152

Era uno de los desfiles más esperados de la jornada y se ha convertido en uno de los grandes referentes que todo el mundo mira y que luego podemos ver incluso encima de la pasarela de otros diseñadores, como ha sido el caso de Elie Saab en esta edición. No podemos comenzar el resumen de este desfile sin destacar la importancia de la inspiración de la escultura neoclásica del siglo XIX, apareciendo a modo de estampado en la mayoría de prendas que abrieron el desfile.

Valentino Rf19 0942

Las plumas, ya típicas de la casa romana, y los tejidos de colores de ensueño con mucho peso y, por lo tanto, caída también nos sedujeron. La monocromía de algunos looks conviven a la perfección con looks bicolor realmente arriesgados, como el rojo con el rosa. Pero, sin duda, el negro tuvo un papel fundamental hasta llegar a los fabulosos vestidos largos , de tul y gasa, con volantes y en todos los tonos más deseables del momento.

Givenchy

Givenchy Rf19 0066

Clare Waight-Keller lo tenía claro, si en la colección de Alta Costura arriesgó con látex y tejidos mucho más contemporáneos, en la temporada más comercial no. Ahora apuesta por unas prendas mucho mas accesibles y sencillas, donde los trajes de chaqueta y la sastrería en general se convierten en los reyes de la propuesta. Aunque como no podía ser de otra manera, también encontramos un giro de tuercas en los hombros, una de las zonas más versátiles en el campo.

Givenchy Rf19 0265

Los tonos sobrios se rompían en ciertas ocasiones con otros algo más llamativos como el azul klein, el naranja o el verde. Lo mismo ocurría con los tejidos más ligeros, que se relacionaban sin problemas con otro de los tejidos de la temporada y, quizás, del año: la tafetán. Los volúmenes de estos vestidos contrarrestaban los preciosos fluidos de las gasas estampadas.

Fotos | Imaxtree

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir