Publicidad

Consejos fáciles para ayudarte a soportar el calor y mantener la casa fresca ahora que además estás teletrabajando

Consejos fáciles para ayudarte a soportar el calor y mantener la casa fresca ahora que además estás teletrabajando
Sin comentarios

Los meses de verano en casa pueden ser especialmente duros para los que estamos teletrabajando en ella y no disponemos de aire acondicionado. Lo normal en muchos casos es pasar largas jornadas en la oficina y estar en el hogar apenas por la noche, pero todo ha cambiado este año. Ahora, la mayoría de nosotros tenemos dos opciones: estar de vacaciones en nuestro rincón favorito (o pasar el máximo tiempo en remojo en alguna piscina o playa) o estar en casa mientras trabajamos.

Para sobrellevar lo mejor posible las altas temperaturas, recomendamos mantener la casa fresca. Con el fin de lograr este objetivo, encontramos varios métodos sencillos de poner en práctica y que pueden ser más útiles de lo que parece a simple vista.

Evita que entre el calor en casa

El primer consejo de la jornada recae en una acción que podemos ejecutar de una manera muy sencilla pero que otorga grandes resultados. Para conseguirlo, empleamos las ventanas o las contraventanas para hacer que la casa esté en sombra durante el día (y dejar el calor fuera). Además, debemos cerrar las ventanas durante las horas de más calor y abrirlas únicamente a primera hora de la mañana y durante la noche. Por último, las persianas también juegan un papel fundamental y deberían mantenerse bajadas para que no entre la luz del sol directamente.

 

Genera humedad en casa

Las plantas naturales de interior sirven para mucho más que para decorar. Cuando buscamos generar humedad en casa, nada mejor que hacer uso de plantas de interior siguiendo unos sencillos consejos. En Decoesfera nos recomiendan que "si las pones juntas y recién regadas por la mañana o por la noche (si el calor aprieta) la sensación de frescor también se extenderá a la habitación en la que se coloquen". Algunas plantas para alcanzar este fin son la Palmera de bambú o Areka, la Sansevieria, los helechos o el Aloe vera.

Di adiós a las alfombras

Durante los meses de frío, las alfombras son unas maravillosas aliadas para generar un ambiente cálido, pero en verano es mejor dejarlas a un lado. Así, permitimos que los suelos "respiren". Si no puedes vivir sin ellas y quieres dejar algún modelo en casa, mantén unas jarapas o alfombras de fibras naturales en la entrada y en los laterales de las camas.

Opta por textiles ligeros y frescos como el lino o el algodón

Cuando pensamos en decorar nuestro hogar, lo primero en lo que solemos pensar es en los textiles. Las fundas de cama, los cojines o las alfombras son elementos que nos ayudan a crear una decoración de revista, pero tienen una funcionalidad mayor en el momento de asegurar el frescor en el hogar. Elegir tejidos naturales como el lino y el algodón en verano nos permite estar cómodos cuando estemos en la cama o en el sofá.

Apuesta por las luces led

Las luces halógenas de toda la vida emiten mucho calor y generar un alto consumo. En cambio, las luces led nos ayudan a mantener el hogar más fresco (ya que no producen calor) y logran un consumo menor de energía. Un dos por uno a tener en cuenta de cara a un futuro a nivel funcional y económico.

Intenta no utilizar los aparatos del hogar que generan calor en las horas centrales del día

Este consejo puede ser algo difícil de aplicar, pero es muy útil en los días de temperaturas extremas. El horno o el lavavajillas son electrodomésticos que emiten mucho calor y que pueden hacer que toda nuestra casa suba de temperatura con su uso (sobre todo si vivimos en un estudio o en un piso estilo loft). Se recomienda activar los electrodomésticos que producen calor durante las horas más frescas de la jornada (siempre que sea posible, claro está).

Coloca toldos en tus ventanas

En algunos casos no es posible instalar toldos en las ventanas, pero si eres una de las afortunadas que puede hacerlo, notarás un gran cambio en casa. Colocar estos elementos puede hacer rebajar hasta 10º la temperatura sin apenas esfuerzo y los podrás utilizar tanto en verano como en invierno si tu casa recibe mucha luz solar directa.

Mantén el aire en movimiento

Por último, un consejo que consiste en generar aire. Apostar por un ventilador de techo puede ser una buena alternativa siempre y cuando el aire no provenga de fuera. Lo mejor es intentar crear movimiento con el aire fresco del interior, aunque reconocemos que en los días de altas temperaturas puede ser poco útil. Además, en el mercado encontramos varios diseños de ventiladores de techo que pueden dar un plus a tu decoración.

Foto de portada | Ikea

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios